Existen 3 niveles de reiki, junto con la maestría.

El primer nivel es de conocimiento e investigación. Es realmente un inicio.
Lo fundamental es el ir descubriendo de qué se trata esta energía, se comienza a percibir su vibración y a encontrarle los diferentes usos, comenzamos con la auto sanación y poco a poco con la sanación a otras personas.
Con el tiempo y el uso de reiki, la experimentación y por sobre todo con la sanación y armonización que va aconteciendo en un sujeto luego de la sintonización en el 1º nivel, empiezan a aparecer las ganas de dar un paso más, una necesidad interior de seguir auto descubriéndose y continuar con este camino, es un deseo interior al que es recomendable darle lugar, y es en ese momento cuando un sujeto solicita el 2º nivel de reiki.

reiki - niveles

A diferencia del 1º, va a incorporar el uso de símbolos (base del tratamiento de reiki) y como consecuencia de esto, se amplifica la vibración de la energía, literalmente se canaliza más energía y se pone en juego la sanación de nuestros aspectos mentales, emocionales y comienza la posibilidad de enviar reiki a distancia. Reiki 2 es completamente distinto al 1º nivel, nuevamente es un descubrimiento, pero el flujo de la energía vital es tan amplio que va a tender a sanar todo mi historia de vida.
En el camino del reikista una vez atravesado el 1º y el 2º nivel, quedan aún 2 pasos amplios y evolutivos: reiki 3 que nos conecta con la sanación del alma; y la maestría, que nos conecta con la capacidad de transmitir los conocimientos adquiridos a lo largo de la propia experiencia, y nos posibilita a sintonizar o iniciar a las personas en reiki.
La fluidez, el amor sanador, la reconciliación con la propia vida y el abandono paulatino del sufrimiento son las consecuencias directas de iniciar un camino junto al reiki, la invitación es permanente desde este lugar a transitar y experimentar esta energía maravillosa de sanación.

reiki - niveles 2